Manuel Prudencio de Molviedro y Ángel (1719 - 1792), comerciante

Don  Manuel Prudencio de Molviedro fue un hombre de negocios y comerciante del siglo XVIII nacido en Viana y afincado en Sevilla.



Ver mapa más grande

Nació en Viana el 10 de abril de 1719, fueron sus padres Vicente Molviedro y Gonzalez y Josefa Algel y Lacayo ambos también de Viana.
Se casó el 24 de junio de 1762 con María Rosa Ponce y Santa Olalla, natural de Marchena (2 enero 1738). De este matrimonio nacieron María Josefa, Manuela, María de la O, Rafaela y Salvador.
Entre 1767 y 1776 fue patrón de los navíos San Antonio de Padua, alias el Hércules,  y el  Nuestra Señora del Rosario. El primero partió de Cádiz hacia El Callao (Perú) el 19 de marzo de 1768 y llegó a su destino el 18 de noviembre de 1770. Luego hizo la ruta hasta Veracruz, volviendo a Cádiz en 1774.
Años más tarde figura como "asentista general de la provisión de utensilios para los ejércitos de los cuatro reinos de Andalucía".
A raíz de las reformas del barrio del Compás de la Laguna de Sevilla iniciada por Pablo de Olavide (asistente de la ciudad entre los años 1767 y 1776), compra varias parcelas y casas, y reurbaniza el barrio. Hacia 1772 tenía Casa-Palacio en la calle de la Laguna (actualmente Castelar 15-19), hoy desaparecida. La antigua Plaza del Compas de la Laguna, lleva desde 1856 el nombre de Plaza de Molviedro en honor de este ilustre vianés.


En la misma plaza mandó construir, en terrenos de su propiedad, la capilla de Nuestra Señora del Mayor Dolor, como ayuda a los feligreses de esa zona de la ciudad para que asistiesen a los cultos con mayor facilidad.  Se estrenó con muy solemnes funciones de misas y sermones el sábado 4 de septiembre de 1779. Hoy la capilla es sede de la Hermandad de Jesús Despojado.
En 1773 fue miembro de la diputación que administraba el Real Colegio Seminario de San Telmo, Sevilla.
En 1778 era miembro de la Sociedad Patriótica de Sevilla. que nació con el fin de fomentar el comercio, la industria, las artes y los oficios en Sevilla y su provincia.
Entre 1772 y 1794 , habitó el Palacio Miguel de Mañara,  en la calle Levies, nº 27  de Sevilla.

Referencias:

Románico en Viana: San Martín y San Andrés de Longar


SWF

Nota:
El articulo de la página Románico Digital sobre San Martín de Tidón es anterior a la restauración completa de la ermita realizada 2009-2010, con un coste de 475.000 euros, financiado en su mayor parte por el Ayuntamiento de Viana, 300.000, y también por los vecinos, a través de Caja Navarra, 175.000. La inauguración de la restauración se realizó el 21 de agosto del 2010 sábado a las 19:00.

Filomena Matute Merino (1901 - 2010), casi 109 años

Fue conocida es su tiempo por ser la persona más anciana de toda Navarra, al llegar casi a los 109 años de edad.

Fuentes



Jalón Ángel (1898 - 1976), fotógrafo

Ángel García de Jalón Hueto

Vista de la torre de la iglesia de San Pedro de Viana (Navarra), pueblo natal de Jalón Ángel. Destaca la equilibrada composición a base de líneas oblícuas y un claro predominio de la verticalidad. Fotografía realizada en 1944 con motivo de una visita a Viana, localidad navarra donde nació Jalón Ángel el 11 de agosto 1898 y donde residirá hasta los 14 años. A esta edad se traslada a Logroño e inicia su formación como fotógrafo en el estudio de Abelardo Muro.





Postal de Francisco Franco. Coloreada. Por Jalon Angel. 
Huecograbado Arte Bilbao. Sin circular

Francisco de Añoa y Busto (1684- 1742), arzobispo de Zaragoza

Título: Heráldica en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, pag 18-20
Autor: Wifredo Rincón García,Ernesto Fernández-Xesta y Vázquez
Fecha: 2010
Editorial: Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, Madrid
Fuente: Books Google
Formato: Google ebook

Escudo del arzobispo don Francisco Ignacio de Años y Busto sobre el arco que enmarca la puerta de la sacristía de la Virgen.

[...]A la muerte del arzobispo Crespo de Agüero le sucedió en la sede zaragozana don Francisco Ignacio de Añoa y Busto. Nacido en Viana (Navarra) el 26 de febrero de 1684, fue colegial del mayor de Santa Cruz de Valladolid y con posterioridad canónigo dignidad de la catedral de Cuenca, donde fue gobemador, provisor y vicario general e inquisidor presidente del tribunal de aquella ciudad. Nombrado obispo de Pamplona en 1735 ocupó esta sede hasta que el 24 de septiembre de 1742 fue preconizado arzobispo de Zaragoza, ciudad en la que falleció veintidós años después, el 26 de febrero de 1764. Fue enterrado en la nueva o cripta o panteón, situada debajo de la Santa Capilla, obra que fue encargada a Ventura Rodriguez como un añadido al primitivo proyecto, y cuya primera piedra fue colocada por el prelado zaragozano el 3 de diciembre de 1754. A la muerte del arzobispo se encontraba todavía sin inaugurar, lo que se llevó a cabo el 12 de octubre del mismo año 1764.
En la cabecera de la cripta -que reproduce la planta de la Santa Capilla, bajo la que se sitúa-, se levanta el altar, cuyo frente es ocupado por un relieve con la figura yacente del arzobispo Añoa y Busto, enterrado allí, si bien su corazón fue trasladado a la localidad navarra de Viana, donde había nacido.
En este lugar se colocó el epitafio que él mismo había compuesto: 

“HIC ESPECTAT RESURRECCIONEM MORTUOR. FRANCISCUS IGNATIUS DE AÑOA Y BUSTO, EPISCOPUS OLIM PAMPILONENSIS, ARCHIEPISCOPUS DEMUM CAESARAUGUST. ET AD PEDES VIRGINIS MARIAE DE COLUM. FOELICI SORTE, LICET INMERITO, JACENS, IPSIUS PATROCINIO INTERMEDIO, INDICIO MISERICORDIAM IMVENIRE SPERAT lN AUXILIO OPPORTUNO. OBIIT DIE XXV l MENSIS FEBRUARI ANNO MDCCLXIV. AETATIS SUAE LXXX“ 1.

Don Francisco Ignacio de Añoa y Busto fue el promotor decisivo de las obras de construcción de la actual Santa Capilla de Nuestra Señora del Pilar, colocando solemnemente su primera piedra el día 7 de noviembre de 1754. Sin embargo. no pudo ver culminada su empresa pues murió el 26 de febrero de 1764, pocos meses antes de la finalización de las obras que tuvo lugar avanzado el año 1765, siendo bendecida la Santa Capilla por el deán don Jorge Galbán el 28 de agosto del mismo año e inaugurada para la celebración de las fiestas de Nuestra Señora del Pilar.
Curiosamente, y a pesar de lo que parecería lógico, no encontrarnos en ningún lugar de la Santa Capilla el escudo del arzobispo Añoa y Busto quien, además de dar comienzo a las obras, contribuyó generosamente en su construcción, cifrándose en más de 20.000 libras jaquesas su contribución a las mismas. Estas armas sí figuran sobre la portada de la sacristía de la Virgen, cuyas obras comenzaron en diciembre de 1753, sobre el gran arco y soportadas por dos ángeles mancebos. Curiosamente, Aramburu de la Cruz, que describe esta portada en 1766, no menciona este escudo, por lo que podernos pensar que tal vez no había sido colocado todavía en el lugar donde hoy se ubica. Se trata de un escudo bajo un capelo de seis borlas en cada lado y acolado de una cruz trebolada de un solo travesaño: cuartelado por una cruz de gules disminuida, que llega a los bordes del escudo: primero de oro un árbol en su color, terrazado; segundo, de azur, cinco panelas de oro, en sotuer; tercero, de oro, dos lobos de sable, estantes, puestos en palo; y cuarto, de gules, cinco bezantes de oro, en sotuer, acompañados, en punta. de un creciente de lo mismo”. Un segundo escudo del arzobispo Añoa lo encontramos magníficamente tallado en uno de los batientes de madera de nogal que cíenan la sacristía de la Virgen, rodeado de una serie de atributos episcopales. Por último mencionaremos un tercer escudo de este arzobispo que figura en el frontal del altar de la capilla de San Agustín -parroquieta-, magnífica obra en jaspe con taracea de mármoles que confomtan las figuras heráldicas del blasón arzobispal. Lógicamente, no fue esta capilla su ubicación original, que desconocemos. Tenemos constancia, según figura en su testamento, que el arzobispo Añoa y Busto mandó hacer cinco fiontales para otros tanto altares, encontrándose en la actualidad tres de ellos en la catedral de El Salvador: en el altar mayor de capilla de San Miguel o pairoquíeta, en el altar de la capilla de San Pedro y San Pablo y en el altar de la capilla de San Vicente.[...]
1. GOUTIERREZ LASANTA. l973. p. 572. propone esta traducción: “Aquí espera la resurrección de los muertos Francisco Ignacio Añoa y Busto, antes obispo de Pamplona y después arzobispo de Zaragoza, y enterrado, aunque inmerecidamente. a los pies de la Virgen del Pilar, confía encontrar por su patrocinio misericordiosa ayuda en el tremendo juicio. Murió el 26 de febrero de 1764 a los 80 años de edad".



Rua de Santa María nº 7, Viana. Palacio de la familia Añoa y Busto, obra barroca del s. XVIII que se caracteriza por su desarrollo en anchura. En ella nació Francisco Ignacio Añoa y Busto, obispo de Pamplona y arzobispo de Zaragoza. El primer cuerpo y la entreplanta son de sillería y el segundo es de ladrillo con largo balcón con rica forja, rematándose por ático con galería de arquillos con balconajes de forja barroca y coronado por alero de madera de dobles ménsulas talladas. En el interior se conserva una escalera barroca. El escudo de la fachada, de la primera década del s. XVIII, es el del arzobispo. Aparece orlado de espectaculares follajes envueltos en roleos con mascarón inferior entre niños desnudos y por timbre tiene una cruz potenzada y sobre ella otra cruz flordelisada bajo capelo con diez borlas a cada lado, encuadrado por cabezas de querubines.

Otras referencias


Luis Juan de Viana-Beaumont (ca.1450 - ca.1529)

Título: Linajes de Aragón. Revista quincenal ilustrada. Reseña histórica, genealogica y heráldica de las familias aragonesas, Tomo III, Libro 1 (pag. 42-43)
Publicación: Huesca, L. Pérez, 1912
Fuente: Internet Archive
Formato: PDF
Ficha

D. Luís de Beaumont, II conde de Lerin y alcaide del Castillo de Viana, casó con D.ª Leonor de Aragón, de cuyo matrimonio tuvo a D. Luis, tercer conde de Lerin, a D. Fernando, a D.ª Catalina, casada con D. Jaime de Foix, infante de Navarra, y a D.ª Ana, casada con D. Juan de Mendoza. 

Fuera de matrimonio tuvo con D.ª Marquesa de Viana, hija del licenciado Viana, de familia noblísima de Navarra, entre otros hijos, a D. Luis de Viana-Beaumont, que debió nacer á mediados del siglo XV, y según las personas que le conocieron, era tan parecido a su padre, que muchas veces los confundían. Murió alrededor de 1529 y estuvo casado con D.ª María Navarra de Izpelicueta; fué su hijo Antonio.

Antonio de Viana-Beaumont, natural de Viana, de donde pasó a vivir a la villa de Ezcaray y murió en 1575; estuvo casado con María Sanz de la Cocina, y tuvieron por hijos á D. Diego y á D. Juan de Viana Beaumont; éste murió sin su cesión. 

D. Diego de Viana Beaumont, nacido en Ezcaray, casó con D.ª Isabel Navarro, hija de D. Fernando y de D.ª Isabel Martínez. Este D. Diego murió en Alfaro en mayo de 1580. El y su hermano, así como su padre D. Antonio, ganaron carta de hidalguía ante La Real Chancillería de Valladolid el 12 de junio de 1580, en la cual se probaba ser descendientes por línea recta de varón de la gran Casa de Beaumont, y ser el D. Antonio nieto de D. Luis de Beaumont, II conde de Lerin. Fueron hijos de D. Diego y D.ª Isabel Navarro, D. Antonio, D. Diego, D. Marcos y D.ª María de Beaumont. 

D. Antonio de Beaumont, que dejó el apellido Viana usado por sus antecesores, nació en Alfaro el 1.° de abril de 1561 y casó en Alfaro con D.ª María González de Briones. Fue D. Antonio varias veces diputado y regidor del Ayuntamiento por el estado noble y alcalde de la Santa Hermandad. Perteneció, al igual que todos los de su familia, a la Hermandad de San Pedro de la ciudad de Alfaro, la que exigía rigurosas pruebas de nobleza en sus establecimientos, y murió en Alfaro el 24 de enero de 1623. Fundó un mayorazgo con la imposición de su apellido y armas en el testamento, bajo el cual murió, y dejó por hijos a D. Diego y D. Jerónimo, que fueron jesuítas; D. José, que murió soltero; D. Fernando, que fue clérigo; D. Luis, que sigue; D.ª Ana, D.ª Jerónima, D.ª Antonia y D.* Magdalena de Beaumont. 

D. Luis de Beaumont y  González de Briones nació en Alfaro el 6 de junio de 1.590; casó con 
D.ª Leonor Juana de Copones y Santángel, natural de Zaragoza, y entre otros hijos tuvieron á doña Ana María de Beaumont, nacida en Alfaro el 14 de junio de 1622, la que hemos visto que casó 
con D. Juan José de Navascués y Ochoa de Orobio. 

Las armas que usan esta rama de los Beaumont son cuarteladas: en el primero y cuarto, de gules, las cadenas de Navarra; segundo y tercero, losangeado de plata y azur; sobre el todo un escudete con tres flores de lis, de oro, en azur, atravesado por una banda de oro, que es Borbón. 
Armas de Viana-Beaumont
Otras fuentes:

Johanes de Bargota (1550 - 1615)

Conocido por el brujo de Bargota. Johanes nació en la segunda mitad del siglo XVI, en Bargota, Navarra. Estudió en Salamanca...
Fuente: Encicolopedia Aunamendi

Juan Bazcardo por Francisco Becerra

Título: Estudio de las obras del escultor de origen navarro, Juan Bazcardo, en Viana.
 Boletín de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra.
Autor: Francisco Becerra
Año: 1936
Lugar edición: Pamplona
Editor: Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra
Páginas: 57-64
Fuente: Euskomedia
Ficha
PDF
Retablo de Santa Catalina.
Iglesia de Santa María, Viana

José Antonio Lacayo de Briones y Palacios (1679 - 1756)

Militar vianés que desarrolló principalmente su labor en Nicaragua donde llegó a ser Gobernador y Comandante General.

Escudo de la familia Lacayo de Briones
Partida de bautismo,
Iglesia de Santa María, Viana
Fuentes:

Viana, Francia

Vianne (en occitano Viana) es una población de unos 1.100 habitantes, en la región de Aquitania, departamento de Lot y Garona, en el distrito de Nérac y cantón de Lavardac, situada a 397 km de Viana. Conserva la casi totalidad de su conjunto amurallado.

Mas detalles en Wikipedia (francés)



Plano medieval de Vianne (Lot y Garona, Francia)

Plano medieval de Viana (Navarra, España)

Otras referencias:

Juan de Amiax (1564 - 1642)


Según P. Eduardo GANCEDO
Recuerdos de Viana por el P. Gancedo  (pag. 123) - Viana Digital Archive

Don Juan de Amíax. Beneficiado de nuestra Iglesia, y autor del Ramillete de Nuestra Señora de Codés, de la villa de Viana, editado en Pamplona, en 1608; y de Antigüedades de la Iglesia de Calahorra; obra que no me consta se haya impreso, pero de la cual parece que supieron provecharse bastante el P. Flórez en su España Sagrada, y otros ilustres investigadores.
Este ilustre paisano, a quien debemos bastantes noticias de nuestra historia, escritor de vena, y hombre de mucha piedad y letras, ha tenido la desgracia de que algún desgraciado le llamara el erudito Don Juan de Aimar, y Don Juan de Aimar figura como erudito en todos los diccionarios históricos que hablan de Viana; y yo mismo, engañado por ellos, he caído en el lazo y repetido el error en el novísimo de Espasa: conste, pues, de una vez y para siempre, que no hay tal «erudito D. Juan de Aimar, hijo de Viana », sino D. Juan de Amíax, autor de las obras arriba expresadas, muy apreciables para la historia de Calahorra, de Viana y de Codés.

Según Juan Cruz Labeaga Mendiola
La alegoría de la nave de la Iglesia en un romance mariano de Juan de Amiax (pag. 640) - Viana Digital Archive

Al parecer, los Amíax –este apellido también se escribe Meaxa y Ameax– fueron una familia de canteros especializados que vinieron a Viana con motivo de la gran obra de la portada parroquial de Santa María, construida entre 1549 y 1570. Se documenta, por estos años, a un tal Juan de Amíax, cantero, trabajando en diversos edificios civiles y eclesiásticos. Juan de Amíax, luego clérigo y escritor, nació en Viana, fue bautizado el 2 de julio del año 1564 en el convento franciscano de San Juan del Ramo, de la jurisdicción antigua de Viana, ahora de Aras. Figura como hijo de Joan de Meaxa, cantero, y de Isabel Aguilar. Tuvieron otro hijo llamado Pedro, que fue alférez capitán, y una hija, cuyo nombre no consta, nacidos respectivamente en 1570 y 1568 (Archivo Parroquial San Pedro, Viana, Bautismos, 1564, f. 128v; 1568, f. 140v; y 1570, f. 146).
En fecha desconocida se ordenó de sacerdote y debió de pasar a Indias como capellán de la Real Armada. No gozaba de muy buena salud, y en 1600 fue aprobado en Viana para beneficiado de la Parroquia de San Pedro.
Además, desempeñó otros oficios: colector del subsidio y excusado de Su Majestad el rey en todo el arciprestazgo de Viana, administrador del hospital de la entonces villa.
El 3 de diciembre de 1606 dio libertad en Viana a un esclavo llamado Domingo Ribero «que es todo muy negro moreno, natural de las Indias de Portugal, mozo de veinticuatro años, está baptizado, por los buenos y leales servicios que me ha hecho, el cual hube andando en servicio del rey Nuestro Señor». Se lo había dado fray Cristóbal de San Juan, de la orden de San Jerónimo.
Hizo testamento en Viana, ante notario, el 6 de febrero de 1642, estaba en la cama y privado de la vista, por ello no pudo firmar. Mandó ser enterrado en la iglesia de San Pedro, en la sepultura de sus padres. Ordenó que se vendiera medio beneficio eclesiástico para pagar el oficio de entierro, novena y cabo de año, misas cantadas y rezadas, cera, añal y candela. Por sus padres dirían las dos comunidades parroquiales de Santa María y de San Pedro cincuenta misas rezadas con sus responsos. Nombró por heredero universal a Gabriel de Erencho, vecino de la ciudad, y a Catalina su hija, y por cabezalero al vicario de la iglesia de San Pedro, Pedro Díez de Isla (Archivo General de Navarra, Protocolos Notariales,Viana, Diego Izquierdo, 1642, folios 55-56v).
Murió en 1642 según la partida de defunción siguiente: «En 20 de febrero de 1642 murió don Juan de Amíax, beneficiado en estas iglesias. Mandó que [se vendiese] medio beneficio y [se le dijeran] cincuenta misas rezadas, se le dijo de oficio mayor con tres misas cantadas y otras tres en el cabo de año.
Vendiose su medio beneficio por 111 ducados. Repartiéronse en todo el cabildo 650 misas. Dijéronsele 50 misas rezadas» (Archivo Parroquial San Pedro, Viana, Libro de Mandas Pías por los Difuntos, 1642, folios 162v-163).

Otras referencias

La alegoría de la nave de la Iglesia en un romance mariano de Juan de Amiax

Título :  La alegoría de la nave de la Iglesia en un romance mariano de Juan de Amiax
Autor: Mariela Insúa Cereceda, Carlos Mata Induraín
Publicación: Príncipe de Viana, ISSN 0032-8472, Año nº 65, Nº 232, 2004 , págs. 639-667
Fuente:  www.navarra.es, DialNet
Formato: PDF1 PDF2
Ficha


Juan de Viana (1565 - 1623)

Título :  Epitome de la vida del V.P. Juan de Viana de la Compañia de Jesús...
Autor: Manuel Lanciego y Eguilaz
Fecha: 1716
Publicación : En Viana por Joseph Joachin Martinez
Fuente:  liburuklik, Biblioteca Digital Vasca, Gobierno Vasco
Formato: PDF
Ficha

[...] Entre las flores pues, con que la Ciudad de Viana ha enriquecido el vergel de las Religiones, especialmente de la Compañia de JESUS, debe llebarse la primacía, como la Azucena entre las demás, el Padre Juan de Viana por el candor de su ánimo, y de su pureza, por lo acendrado de su charidad, y zelo, por lo descollado de sus virtudes, y porque como esta elevada flor empieza a nacer desplegando el verdor de sus ojas sobre el haz de la tierra, sin que se le conozca vara, ò tronco alguno; assi á esta Flor de Viana no se le conoce tronco, ó Linage, ni hay de muchos años á esta parte memoria de apellido, ni de quien se aya apellidado con el nombre de esta Ciudad.[...]


Otras referencias:

Simón Montoya y Ortigosa (1834 -1891)


Título: Simón Montoya y Ortigosa (Viana, 1850-1891).
Fuente: Enciclopedia Navarra
Brigadier carlista. Ingresó en 1850 como cadete en el colegio general militar. Teniente en 1854, dos años más tarde era ayudante de campo de su tío el brigadier Ortigosa; ascendió a capitán en 1864 y a comandante en 1868. En 1873 pasó al campo carlista, y obtuvo el grado de teniente coronel en las acciones de Allo, Dicastillo y Estella. Participó en la toma de Orbaiceta y en las batallas de Montejurra y Velabieta. En Abárzuza ganó el ascenso a coronel y obtuvo la faja de brigadier en la batalla de Lácar (1875). Tomó parte en el bloqueo de Pamplona, hasta que enfermó de gravedad y se retiró a Francia. En 1887 fue nombrado por Carlos VII delegado suyo en Navarra.

Título: Simón Montoya y Ortigosa (Viana, 1834-1891).
Fuente: Ayuntamiento de Viana
General Carlista, nació el 28 de octubre de 1834, bautizándolo dos días después en la iglesia de San Pedro. Siendo comandante en el Ejército Nacional pasó voluntariamente a las filas carlistas en julio de 1873, donde fue nombrado general. Se distinguió valientemente en la acción de Santa Bárbara de Mañeru, donde recibió la cruz roja de segunda clase del Mérito Militar. En 1874, al frente de un puñado de hombres, hizo frente al general Moriones, echándolo de Biurrun en lo que se conoce como la acción de Biurrun. Por su heroismo en Abárzuza (1874) (de su batallón salió la bala que mató al general Concha) y Monte Muru, ascendió a coronel. En febrero de 1875 en la gran batalla de Lácar, ganó la faja de brigadier. Murió el 10 de febrero de 1891 a los 57 años.




Panteón en el cementerio de Viana de la familia Montoya y Ortigosa 
en el que se encuentra enterrado

Otros datos:
Fué candidato carlista por el distrito de Estella en las elecciones generales de diputados de 1891, muriendo pocos días despues. Derrotado por el candidato Ochoa (Independiente).
Desautorizó al "El Tradicionalista" como periódico carlista.


Otras referencias

Sor Simona, drama en tres actos y cuatro cuadros

Título: Sor Simona
Autor: Benito Pérez Galdós
Fecha: 1915
Fuente: Biblioteca Virtual Universal
Formato: PDF


...
Sor Simona. Llevadme a Viana.

Clavijo. (Con alegria.) Muy bien.

Natika. (Llorando se agarra a la falda de Sor Simona.) Lléveme señora.

Miguela y Sampedro. Y a mi, y a mi.

Sor Simona. Sí, venid conmigo; desde Viana continuaré consagrando mi pobre existencia al socorro de los infelices y menesterosos; pero libremente... libremente... (Con elevada entonación) Quiero ser libre, como el soplo divino que mueve los mundos. (Todas las figuras de esta última escena se agrupan convenientemente para formar un hermoso cuadro.).

Telón

Fin del drama

Galdós y los actores


De intento hemos dejado para último lugar al maestro venerado. Su obra es una comedia: Sor Simona y se ha estrenado en el Infanta Isabel en medio de demostraciones de afecto al primer escritor de España, al hombre bueno á la gloria—una de las más puras y quizás la más indiscutible— del arte español.
El carácter, el tono, la clasificación de Sor Simona han de estudiarse y hacerse rápidamente por el lector, si tiene en cuenta otras obras galdosianas que son su antecedente cronológico y estético, y hasta ético, podría decirse, si no hubiera una igualdad absoluta en la moral de Galdós a través de tolas sus producciones. Sor Simona es Celia en los infiernos en cuanto al fondo, claro está. Y decimos Celia como podríamos decir cualquiera de sus hermanas, las protagonistas de Electra, Los condenados, La loca de la casa, otras tantas más.
La proyección espiritual de Sor Simona tiene el calor y la intensidad de todas las obras de don Benito que ejerce un verdadero apostolado desde la escena. Amor y libertad es la médula de su credo. Sor Simona es un nuevo alegato en pró de la libertad v el amor.
Sor Simona es una religiosa de San Vicente de Paul. De joven tuvo un amor que fué padre de un desengaño. El hombre á quien quería se casó con otra. Entonces sus sentimientos tomaron una derivación religiosa. Se consagró á la caridad. Estalla la guerra carlista y la apasionada, ya transformada en Sor Simoua, presenta algunos síntomas de locura. Consiste su pacifica manía en desear — como deseaba Santa Teresa, la monja á quien llamaba el Obispo Acuña fémina inquieta y andariega— el camino y el aire libre. Durante el asalto al pueblo donde residía la comunidad,
Sor Simona escapa y va de aldea en aldea, tenida en opinión de Santa.
En un pueblo la facción carlista encuentra á Sor Simona, la cual cura solícitamente á sus heridos. En esto son apresados por los centinelas tres espías liberales, Son dos hombres y un muchachito, casi un niño, estudiante de Vitoria, al que le encuentran cosido en las ropas una orden de un general liberai á las fuerzas que operan detrás del territorio ocupado por los carlistas.
Sor Simona reconoce en el niño al hijo de aquel hombre que había amado tanto en su juventud. Para salvarle dice que es su propio hijo y que ella sólo es la culpable de que lleve la orden, pues se la puso, sin advertirlo él, en su traje.
El sacrificio no se consuma. Los generales liberal y carlista acuerdan un canje de prisioneros, y Sor Simona y el estudiantito forman parte de loa canjeados. El chico vuelve con su familia y ella reanuda sus andanzas y sus inquietudes.
Este es el argumento de Sor Simona.La ternura de Galdós ha revestida la comedia de un dulce resplandor. Además hace gala de sus ideas liberalisimas en diversos pasajes. Los diálogos entre Sor Simona y el Sacris, un cabecilla carlista, son un alegato más en la polémica que siempre ha sostenido Galdós entre el espíritu reaccionario y el liberal.
El interés de Sor Simona y su sustancia espiritual han proporcionado un triunfo más al viejo incansable é inagotable. Con Galdós María Gámez y Pallavi recibieron el homenaje de las gentes.
TOMÁS BORRAS


Otros

Las Casas de Pedro de Enciso (s.XVI)

Título: Las Casas de Pedro de Enciso en Viana y otras aportaciones a la historia del arte de Navarra
Autor: Álvarez Clavijo, Mª Teresa
Fecha: 1998
Fuente: Euskomedia
Formato: PDF
Ficha

Jesús Molviedro Chasco, soy de Viana y vivo en Funes

Soy de Viana y vivo en Funes; 
yo recuerdos te mandé: 
en un papelico escritas 
las jotas que yo me sé.

Título: Echa otra jota, Jesús
Autor: Félix Cariñanos
Fuente: larioja.com

Título: Jesús Molviedro (El Cuca) acompañado por la Rondalla de Corella, interpreta "Soy de Viana y vivo en Funes"
Autor: Josu Hernández
Fuente: Youtube

Virgen de Cuevas (finales s.XIV)


Fotografía: Iñaki Antoñana
Postal años 70
Imagen en su capilla de la iglesia de Santa María 
La Virgen sedente en un trono tiene una expresión agradable, aunque un tanto hierática, viste una túnica verde ceñida con cenefa de ornamentación en relieve y broche. Su manto de color rojizo ajustado en los hombros se tercia en las rodillas de derecha a izquierda y la cabeza va cubierta por un velo, dejando al descubierto el cabello, y con corona de madera rematada por cuatro florones de palmetas. Lleva un pomo odorífero en una mano y con la otra sujeta al niño colocado frontalmente sobre sus rodillas. Viste túnica y manto de idénticos colores que la madre, bendice con la derecha y en su mano izquierda lleva un libro. Se trata de un modelo muy estereotipado y abundante en Navarra y por las características apuntadas es una imagen del siglo XIV. 

Sello Isabel II (1856)

Sello de 1856. 4 cuartos rojo. Isabel II
Matasello VIANA / NAVARRA (Tipo I).

Saturnino Ulargui Ochoa, empresario (1837 - 1910)

Fuente 1: erioxa.com
Formato: web
El patriarca de la familia de los Ulargui, Saturnino Ulargui Ochoa, nació en la población Navarra de Viana -cercana a Logroño- en el año 1837, y emigró hasta la capital de La Rioja para trabajar como empleado en un comercio de tejidos de la ciudad.
Sólo después de casarse a finales de los sesenta con la hija de un rico comerciante logroñés del grupo de los Giménez -comerciantes venidos a Logroño desde la población de Cervera de Río Alhama- se dedicó a los negocios con independencia.
En la década de los ochenta inicia una fulgurante carrera comercial que le sitúa a principios del siglo entre los más importantes industriales y comerciantes de la ciudad. En un principio se dedica a las contratas con las entidades públicas y los cuarteles, para más tarde, y ya en colaboración con sus hijos, ocuparse de muy variados negocios e industrias, entre las que no faltó el vino.
La Casa de Banca local, creada como una Sociedad Regular colectiva denominada Hijos de Saturnino Ulargui, se inicia en 1911 con un capital de 3.000 ptas. formando compañía con sus hijos. Su objetivo son los negocios bancarios, absorbiendo durante la primera mitad del siglo XX un amplio porcentaje del movimiento financiero de la capital y participando en el fomento industrial de la provincia en distintas ramas de la alimentación, primero, y más tarde en otros sectores.
Tanto el patriarca de la familia Saturnino Ulargui Ochoa, como su hijo Mauricio Ulargui Giménez, serán Diputados Provinciales por el Distrito de Logroño como republicanos, además de ser grandes animadores del espíritu laico y republicano logroñés. El hijo incluso fue Senador por la provincia de Logroño también con la significación de republicano.

Fuente 2: www.bermemar.com
Formato: web


Autores:  Portell de Pasamonte, Rafael
Localización: Boletín A.R.G.H., ISSN-e 1889-3503, Nº. 5, 2013, págs. 65-70

Francisco de Barrenechea y Oñate, IV Conde San Cristóbal (1832 - 1902)

Título: Francisco de Barrenechea y Oñate, IV Conde San Cristóbal y Marqués de Vargas
Fuente: bermemar.com
Formato: web
Título: Los diputados pintados por sus hechos. Estudios biográficos sobre los elegidos por el sufragio universal en las constiuyentes de 1869. Tomo III.
Ilustraciones: Santiago Llanta
Publicación: Madrid 1870

El diputado á quien dedicamos estas líneas pertenece al partido progresista: á ese partido que tan marcada influencia ha ejercido en los destinos de España por espacio de tantos años, y que hoy forma parto del poder supremo de la nación, como de los elementos que más han contribuido a la revolución de Setiembre.
Nació en Viana el Sr. Barrenechea, el 4 de Junio ele 1832, siendo su padre el conde de San Cristóbal,
rico propietario de la provincia de Navarra y uno de los más consecuentes liberales del país, quien constanlamente perseguido por los partidarios de D.Carlos, tuvo que abandonar su casa durante la guerra civil y refugiarse en Madrid al abrigo de las asechanzas de que continuamente era víctima de aquellos corifeos.
Avecindado en esta capital, ingresó en las filas de la Milicia nacional como simple individuo, asistiendo con el mayor entusiasmo á su defensa en la frustrada tentativa que hizo el Pretendiente. 
Terminada la guerra civil y pacificado completamente el país merced á las enérgicas medidas adoptadas por el duque de la Victoria, el conde de San Cristóbal abandonó la corte, fijando su residencia en Logroño, donde se le reunió su hijo D. Francisco después de haber hecho sus estudios en el extranjero.
Bien pronto se dio á conocer el joven Barrenechea por sus ideas liberales, afiliándose desde luego en el partido progresista, al cual pertenece todavía con la misma fé y entusiasmo que en un principio mostrara.
Consecuente en sus ideas políticas, y dispuesto siempre á procurar el bien de sus conciudadanos, como lo ha demostrado más de una vez, ha merecido de ellos pruebas inequívocas de aprecio y consieleracion.
En el banquete que el partido progresista dio en los Campos Elíseos, el Sr. Barrenechea fué, como individúo del comité de Logroño, uno de los representantes del partido liberal de la Rioja. Desde entonces viene trabajando por la causa de la libertad, siendo uno de los que más han cooperado en aquella provincia al triunfo ele la revolución.
Realizada la revolución de Setiembre, y cuando el poder soberano residia en las Juntas, fué nombrado
por aclamación alcalde popular de Logroño, nombramiento que fué muy bien recibido por el pueblo todo y sin distinción de colores, pues á su posición política perfectamente definida reunía condiciones de carácter y de arraigo que le hacian muy recomendable para ejercer dicho cargo.
Posteriormente, cuando se organizó laMilicia ciudadana, la confianza que mereció á los voluntarios de la Libertad hizo también que le nombraran comandante del batallón de Logroño.
Liberal modesto y consecuente, ha podido desempeñar elevados y lucrativos puestos con que le brindaron sus amigos; pero como sus únicos deseos son el afianzamiento de la libertad, creyó que debia renunciar todo cargo que fuese retribuido.
Amigo personal del duque de la Victoria, ha procurado siempre, y procura hoy dia, aprender y practi-car las virtudes que adornan á tan egregio patricio.
Últimamente, la provincia de la Rioja, consideránelole digno de representarla en la Asamblea Constituyente, le ha elegido diputado por la circunscripción  ele Logroño, de cuyo cargo ha tomado ya posesión.
Abrigamos la esperanza de que Barrenechea dará una prueba más de las muchas que ya tiene dadas de
su amor á la libertad , y que contribuirá en todo cuanto esté de su parte á que el país se regenere y
marche por la verdadera senda elel progreso.



Según P. Eduardo Gancedo
El cuarto conde de este título, D. Francisco de Barrenechea y Oñate, fue quién eligió sepultura en nuestro humilde camposanto; y legó al Santo Hospital de Nuestra Señora de Gracia 5.000 pesetas, y al Ayuntamiento su valiosa biblioteca; y Viana, en retorno, ha querido que su calle mas céntrica, la de Cuatro Cantones, se llame en adelante del Conde de San Cristóbal.
Este piadoso conde murió en Madrid, el 4 de noviembre de 1902; y su viuda, la señora condesa, comenzó luego las gestiones para erigir en Viana el mausoleo. Se encargó al fin la obra a un marmolista de de Barcelona, y al mismo tiempo se negoció con la Parroquia de Santa María la cesión del terreno para su emplazamiento. En 1908 estaba todo terminado: en nuestro cementerio se erguía un suntuoso panteón de mármol blanco, delicadamente cincelado;  en él se depositaron los restos de los condes III y IV de San Cristóbal, y seguramente los de algunos otros miembros de la familia. Se asegura de público haber costado el sarcófago cinco mil duros; y aún parece a los críticos haberse quedado muy corta la fantasía de los calculadores.


 Panteón de los Condes de San Cristobal en el cementerio (1908)

Escudo en la base del panteón

Según Juan Cruz Labeaga
Otro panteón destacable es el de los condes de San Cristobal, realizado en mármol blanco con un ángel depositando un ramo de rosas y heráldica entre palma y laurel y una condecoración. Fue realizado hacia 1907 en talleres barceloneses y su coste se elevó a 5.000 duros. Fueron enterrados los condes III y IV de este título y algunos familiares. 

Otras referencias

Xabier de Antoñana Chasco

Titulo:  Biografía y entrevista
Formato: web
Fuente: errioxa.com

Arturo San Juan de Maeztu fundador de Marbú

Formato: web
Fuente: errioxa.com